Messier se dedicaba a la búsqueda de cometas, y al encontrar objetos difusos en el cielo que eran un problema para sus exploraciones, decidió armar una lista de aquellos cuerpos confusos que estaban fijos en el cielo.

Este catálogo tiene todavía importancia, no sólo por razones históricas, sino como objeto de consulta en el ámbito de los aficionados.

Charles Messier (1730 – 1817)

Charles Messier por Antoine Ansiaux

Nació en Badonviller, Francia, el 26 de junio de 1730. Al ser el décimo de 12 hijos no tenía grandes posibilidades de realizar una carrera académica. La muerte de su padre, cuando Charles tenía solo 11 años empeoró las condiciones económicas de la familia.

Gracias a la calidad de sus dibujos y su bella caligrafía fue contratado como copista por el astrónomo de la marina francesa Joseph-Nicolas Delisle cuando tenía 21 años y prácticamente ningún conocimiento científico.

Poco a poco comenzó a llevar cuidadosos diarios de las observaciones y a medir la posición precisa de los objetos celestes. Esa meticulosidad fue la base de su futuro catálogo.

Fue el primer “cazador de cometas” aunque, curiosamente, es más famoso por su catálogo que por los cometas que descubrió (13 cometas todavía llevan su nombre)

Se cree que todo comenzó en 1957 cuando, junto a su maestro Delisle, buscaban el regreso del Cometa Halley (que, a ese momento era sólo una hipótesis). Pero un error en los cálculos del astrónomo hizo que Charles observara noches enteras en una dirección equivocada, anotando en su cuaderno una nebulosidad parecida a un cometa pero inmóvil con respecto a las estrellas de fondo. Ese objeto se convertiría en el número 1 de su catálogo, objeto conocido también como la Nebulosa del Cangrejo.

El catálogo

La lista de objetos nebulosos fue elaborada gradualmente (El título formal es Catálogo de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas, que se observan entre las estrellas fijas sobre el horizonte de París).
Primero por Messier en solitario y después ayudado por su colega Pierre Mechain.

La primera edición del catálogo en 1774 incluía los objetos M1 a M45; un primer suplemento en 1780 adicionaba las entradas M46 a M70, y la lista final de Messier, publicada en 1781, incluía hasta M103.

El astrónomo y su colega Mechain hallaron otros objetos en los años siguientes, pero por algún motivo no actualizaron más el catálogo.

Más de un siglo después, otros astrónomos, usando esas notas en los textos de Messier, extendieron la lista hasta 110, que es el número final.

Fuente: messier.seds.org

Anuncio publicitario